Comentarios

DIEZ RAZONES PARA LLAMAR AL VETERINARIO

 

1. Primeros cuidados del cachorro y controles periódicos

Si llega a nuestro hogar un animal, de mascota, en especial si se trata de cachorros, debe llamar a su veterinario para le aconseje del mejor programa vacunal preventivo, alimentación y manejo, para asegurarle el mayor grado de salud. Las primeras etapas de la vida de tu mascota definen su vida y en ocasiones el disfrute de la misma en el hogar. Además los controles anuales del estado de salud de tu mascota redundaran en su bienestar y longevidad.

 

2. Traumatismo

Si su perro ha sufrido algún tipo de trauma, como una caída, herida de bala, atropellado por un coche o está involucrado en una pelea de perros entonces atención veterinaria inmediata es necesaria. Incluso si su perro parece estar bien inicialmente una revisión con el veterinario sigue siendo necesario porque a veces las lesiones sufridas por un evento traumático, como un pulmón perforado, hernia diafragmática o una hemorragia interna que no manifiestan los síntomas de inmediato. Heridas como cortes y heridas por mordedura puede ser más profunda de lo que parecen y las complicaciones pueden ser como consecuencia de retrasar la atención veterinaria.

 

3. Sospecha o se sabe una intoxicación.

Si has encontrado un masticado cebos para ratas,  nota que la bolsa de fertilizante del jardín ha sido destrozado o ha comido algo no controlado en su paseo por el parque o en el hogar, busque atención veterinaria inmediata o simplemente controle a su mascota en casa con el teléfono de su veterinario a mano. Mantenga una botella de agua oxigenada en la casa en todo momento en caso de tener  inducir el vómito, pero siempre bajo indicación veterinaria, puesto que hay tóxicos en los que es inadecuado provocar el vómito.

 

4. Vómito y/o diarrea

Los vómitos y la diarrea son problemas comunes en los perros y si bien pueden ser signos de un problema de salud grave perro la mayoría de los casos son simples molestias gástricas que por lo general se resuelve en 24 horas. Asegúrese de que su perro tenga acceso a suficiente agua para que puedan mantenerse hidratado. Si desarrolla signos clínicos adicionales tales como letargo, debilidad, o parece tener dolor, entonces la atención veterinaria inmediata es necesaria. Además, si el vómito o la diarrea persiste más de 24 horas o si se nota sangre en el vómito o diarreas entonces ir a ver a su veterinario inmediatamente. Si su perro tiene un problema médico crónico como la diabetes y empieza a vomitar, entonces no se recomienda esperar 24 horas y de buscar atención veterinaria tan pronto como sea posible.

 

5. Abdomen distendido o dolor abdominal

Si se observa el abdomen de su perro es distendido y parece tener dolor y/o está incómodo entonces puede ser un problema médico grave que requiera atención veterinaria inmediata. La distensión abdominal puede estar acompañada de  náuseas, debilidad, colapso y dificultad para respirar. La distensión abdominal puede ser causado por el aire atrapado en el estómago que puede causar que el estómago giro sobre sí mismo. Esta condición se conoce como torsió estomacal y por lo general se da en perros de raza grande. Esto es potencialmente mortal si no se trata  cuanto antes. Otras razones para la distensión abdominal pueden ser enfermedades del corazón y hemoabdomen de una hemorragia interna, como la rotura del bazo.

 

6. Problemas oculares y auditivos

Los ojos de los perros tienen una tendencia a deteriorarse más rápido que otras áreas. Estos problemas pueden derivar rápidamente en pérdida del ojo y la ceguera si no se tratan, en especial el glaucoma. Signos de enfermedad ocular, como enrojecimiento de los ojos u oidos, secreción mucopurulenta, inflamación, lagrimeo excesivo, ojos entreabiertos y constante rascado en el ojo/orejas y sacudidas de la cabeza. Incluso si es sólo un cuerpo extraño en el ojo/oido o un rasguño superficial en la córnea requiere  del tratamiento veterinario oportuno y puede evitar que un problema menor se convierta en grave.

 

7. Dificultad para respirar

La disnea es también conocido como dificultad para respirar y puede manifestarse como silbidos, ahogo, respiración débil y ronca o paro respiratorio. Esto puede ser causado por un cuerpo extraño en la garganta, reacciones alérgicas, enfermedades del corazón o enfermedad pulmonar. Si hay un cuerpo extraño presente es importante no tratar de extraerlo puesto que se puede introducir más profundo y obstruir completamente las vías respiratorias.

 

8. Condiciones Neurológicas

Los problemas neurológicos pueden manifestarse en su perro como desorientación, falta de coordinación, letargo severo, falta de respuesta, y coma. Un perro sano normal es brillante, con respuesta alerta y cualquier cambio pronunciado en el estado mental de su perro requiere atención veterinaria inmediata. Letargo y debilidad se puede ver con alguna enfermedad grave y no debe ser ignorada. Las convulsiones también se consideran una enfermedad neurológica, pero son tan comunes en los perros que se merece su propia categoría. Signos asociados con un ataque incluyen temblor incontrolable, pérdida del conocimiento y la posible pérdida del control intestinal o urinario. La causa más común de convulsiones en los perros es la epilepsia. Otras causas de convulsiones son la hipoglucemia en los cachorros, diabetes incontrolada en perros más viejos y la toxicidad en los perros de todas las edades.

 

9. Problemas urinarios

Si nota que su perro no se producen orina debe ir a ver a su veterinario tan pronto como sea posible. Este es un problema de salud mucho más común  en gatos que en perros, pudiendo ser estos bloqueos urinarios potencialmente mortales. Si usted nota dificultad para orinar o sangre en la orina, consulte a su veterinario lo más pronto posible, ya que puede indicar una infección urinaria o cálculos urinarios.

 

10. Emergencias parto

Si su perro se pone de parto y se observa que pasan más de cuatro horas sin que aparezca ningún cachorros  o más de dos horas transcurren entre cachorros, entonces ella puede tratarse de distocia. Llame a su veterinario inmediatamente para el consejo.

 

Esta lista no es exhaustiva de situaciones de emergencia definida, sino que es una compilación de las emergencias de salud más comunes vistas en perros. Como propietario de un perro que sabe o sospecha que algo está mal, no dude en llamar. Este acto a veces puede significar la diferencia entre la vida y la muerte. Nunca se sienta avergonzada de llamar  porque es mejor prevenir que curar.